Entradas

ACCIONANDO A LAS PERSONAS

  ACCIONANDO A LAS PERSONAS Una de las cosas más difíciles en el liderazgo es hacer que las personas se pongan en acción sin decirles cómo hacerlo o dándoles órdenes.   En los últimos 15 días interactuando con una empresa de tecnología disruptiva y teniendo como base el ciclo PHVA en la gestión de los procesos, salió a flote en mi mente una pregunta abierta y de sondeo muy sencilla pero que pone a las personas a pensar sobre cómo actuar en diversas circunstancias. Cuando uno pregunta ¿Cómo vas en tu trabajo? La gente responde…trabajando duro. Realmente, se debe trabajar duro o se debe trabajar inteligentemente? Todo el tiempo hay actividades y ahora en esta época de trabajo en casa para unos y para otros en teletrabajo, la función es planear, ejecutar, verificar y tomar acciones permanentemente en dichas actividades que van desde las más simples hasta las más complejas. Y aunque estas actividades parezcan acciones del día existe el riesgo que se conviertan en simples actividades qu

RESISTO CON ALEGRÍA Y PREGUNTO.

  RESISTO CON ALEGRÍA Y PREGUNTO. No en pocas ocasiones pensamos que tan resistentes o resilientes somos ante las cosas que nos suceden y no salen como estamos planeándolas. ¿Qué te viene a la mente cuando te haces esta pregunta? La resiliencia la asociamos a la perseverancia que tenemos cuando queremos alcanzar algo que creemos debe ser lo mejor para nosotros o un grupo de interés en especial.   Pero esta es una interpretación desde el punto vista terrenal y debemos tener en cuenta que las situaciones se nos van dando como mensajes de prueba que el Señor nos pone permanentemente para avisarnos sobre riesgos que podemos estar enfrentando y los desconocemos. Es una advertencia que nos muestra que debemos estar atentos con las señales que Cristo nos envía. Al fin y al cabo, estas angustias que se nos generan son temporales porque si recapacitamos y entendemos los mensajes de Dios y los aplicamos, vendrá la recompensa.   En Hebreos se menciona que los cristianos sufrían por su actit

NUESTROS PROBLEMAS Y CÓMO MITIGARLOS

Imagen
  Muchas veces hemos ido buscando victorias ante un problema o una iniciativa a través de motivos equivocados, que no son los que realmente deberíamos tener en mente. Hay la tendencia a centrarnos en el egoísmo y a salir airosos ante todo, pero al final del día, el motivo correcto es el deseo de servir y honrar a Dios con nuestras acciones y planes que nos trazamos. Es un balance que debemos lograr entre lo que queremos y lo que Dios quiere para nosotros. Hay un término que se usa mucho y es el de vencer a los gigantes que se nos atraviesan en nuestro camino. Esos gigantes son todos los inconvenientes que aparecen en nuestra vida y son muy surtidos en formas, tamaños e intensidades, por ejemplo, los problemas intrafamiliares, la drogadicción de un hijo, la ausencia de entradas económicas por falta de trabajo que a su vez lleva a las personas a endeudarse con créditos, en fin, tantas cosas que nos llegan de un momento a otro y nos ponen en situaciones muy difíciles. Aquí es donde debe

LA CONVERSACIÓN Y LA COMUNICACIÓN.

Imagen
  ¿Has pensado en algún momento que el conversar no siempre nos funciona como debería ser y que no siempre llegamos al punto final que nos interesa? la conversación se nos desvía o entran factores externos que la interrumpen y no necesariamente son físicos. Tras un año de pandemia y todavía medio encerrados porque hay personas que todavía no se atreven a salir, sin contar que las alcaldías también nos están encerrando, hace que las conversaciones sean muy diferentes a como eran antes de la Covid 19. La conversación adquiere otra tonalidad de entendimiento, de lograr cambiar o componer las cosas entre los interlocutores.   Hay unos pasos muy sencillos que nos pueden servir para llevar una conversación efectiva y estos son algunos de ellos que pueden ayudar:   ●       La conexión, identificando quién necesita conectarse con quién, o quién se siente desconectado y qué podemos hacer al respecto. Esta es la forma de identificar quien necesita ser escuchado. ●       El cuidado que debemos br

Y TUVIMOS QUE SALIRNOS DEL CAJÓN - PRIMERA PARTE

Y TUVIMOS QUE SALIRNOS DEL CAJÓN  PRIMERA PARTE   Estamos en sesenta días largos de cuarentena. Para algunas personas ha sido un encierro; otras, lo han considerado un resguardo y una protección; una parte no desdeñable, un confinamiento insufrible, y así podríamos continuar encontrando diferentes opiniones sobre esta situación que nos llegó de repente y cambió, casi que radicalmente, nuestras vidas. Increíblemente en estos dos meses, hemos pasado por diversas emociones que nos han llevado, como el yoyo con el que jugábamos en nuestra niñez, unas veces arriba y otras veces abajo en una serie de actividades múltiples para ser realizadas en un solo espacio y, en ese mismo espacio, siempre con las mismas personas. Analizando esta montaña rusa que hemos vivido podemos encontrar muchas situaciones, como las siguientes: CUANDO NOS VAMOS SATURANDO Vamos quedando absortos con todo lo que oímos acerca de los casos de maltrato intrafamiliar que se están presentando donde los niños están siendo a